Cultura Transversal

Entrevista a Fernando Márquez, “El Zurdo”: “‘Música moderna’ es uno de los escasos testimonios de primera mano de los orígenes de La Movida”

FERNANDO MARQUEZ EL ZURDO MUSICA MODERNApor Enrique PeñasMondosonoro – Fernando Márquez ‘El Zurdo’ (Kaka De Lux, Paraíso, La Mode) ejerció de cronista de la época en “Música moderna”, un libro que, treinta y dos años después, reeditan La Foneteca y Discos Walden.

Más de 30 años después, ¿cómo crees que se puede ver ahora “Música moderna”: crónica de una época (o más bien de un momento determinado, 1977-1981), testimonio escrito del pop español, la opinión de un nuevaolero? ¿Cuál dirías que es su vigencia?

Como uno de los escasos testimonios de primera mano de lo que fueron los orígenes y los momentos más auténticos del fenómeno, antes de que la cosa adquiriese un sesgo más pragmático e industrial.

¿Cuánto hay de mito y cuánto de realidad en lo que, con el paso de los años, ha llegado de aquella época?

No he seguido mucho lo que han dicho otros. Por lo que conozco (el tocho de Salvador Domínguez -a mi juicio, el trabajo más riguroso sobre el tema-, alguna biografía de Alaska, material de Ordovás…), creo que se mantiene bastante la realidad de entonces. Tal vez lo más fabuloso (en el sentido de lejos de la realidad) sean algunas diatribas y vituperios del Mariscal Romero o de Ramoncín para autojustificarse, y algunas historias vistas más de lejos (como una, creo que era de Paco Martín), a lo que añadir intentos de adaptar aquello a ficciones cinematográficas o televisivas (cierta película de Tito Fernández o series de tv presuntamente testimoniales).

Decías en el prólogo del libro que se trataba de un encargo que asumías con el riesgo de que los grupos aludidos te retirasen el saludo o te pegasen un tiro en el metro de Aluche “en el más puro estilo Valerie Solanas…”. Lo segundo, evidentemente, no ocurrió; pero ¿y lo primero? ¿Hubo alguien que se tomase especialmente a mal tus opiniones?

Nacho Gª Vega, por mandar a un negro (Ramón Recio, el hermano del editor y futuro ideólogo de los Glutamato) a recoger los datos. Pero yo ya había quedado con la editorial que escogería a quién entrevistaba y a quién no (de ahí la idea del editor de mandar en esos casos a su hermano). Digamos que fue un quid pro quo por mi parte porque, aparte de que no me interesaba mucho lo que hacían los Nacha, en los comienzos de Paraíso tanto el bajo como el batería (que habían sido compañeros de Nacho en el Liceo Francés) nos comentaron algunos venenos que iba soltando sobre mí cuando se enteró de que Paco y Gregorio iban a enrolarse en una aventura musical con menda. Digamos que tengo muy buena memoria para las afrentas y que, si puedo, más tarde o más temprano paso factura… Muchos años después he podido disociar a Antonio Vega de su primo (sobre todo por la labor proselitista de mi camarada Charlie Mysterio) y hoy, de estar en la tesitura de escribir el libro, me hubiera gustado entrevistarle en persona (a él, insisto, no a Nacho).

Entonces señalabas a los Radio Futura de “Música moderna” como unos de tus favoritos. ¿Fue coincidencia la elección del título del libro o algo más que un guiño?

En aquel momento (finales de 1980) estaba especialmente obsesionado con el “Música moderna” de Radio Futura, que estaba influyendo enormemente en la gestación del repertorio de Pop Decó (recordemos que hay incluso una canción ahí titulada también “Música moderna”). La cosa fue tan fuerte que hubo un momento en que acabé saturado y hoy ni siquiera conservo el disco: de Radio Futura sólo tengo lo que considero modélico y hasta ahora no se me ha caído por mucho que lo reescuche: el single de “La estatua…/Rompeolas”, el maxi “Dance usted / Tus pasos” y el LP “La ley”. Tras años de mitificación, hoy el “Música moderna” me resulta kistch y entiendo la posición de Santiago cuando quiso cambiar de tercio.

Ya avisabas entonces de que el libro estaba escrito por un nuevaolero y no por un periodista. En todo caso, ¿hubo un cierto criterio periodístico en el trabajo que se realizó? O al menos en eso que decías de no dar demasiados palos ni dejarse llevar por aversiones personales…

El libro es muy visceral tanto en tilines como en yuyus, pero digamos que, como en lo que toca a aversiones hay momentos bastante autocríticos (estaba pasando una fase de un cierto auto-odio), pues al final la cosa resulta equilibrada, me parece.

¿Hasta qué punto era importante el cotilleo en este libro?

No hay una linde entre el cotilleo y el no cotilleo. Por otra parte, como no pocos de los implicados en el fenómeno eran adictos al Diez Minutos, creo que en ese enfoque tan colonoscópico yo estaba en sintonía.

¿Te arrepientes de algo de lo escrito entonces? ¿Te hubiese gustado atizar a alguien en particular más de lo que lo hiciste?

Lo ya dicho sobre Antonio Vega. Creo que di más importancia de la que merecía a su primo en el contexto de Nacha Pop (ya el nombre inducía a ello) y tampoco ayudó mucho la pésima producción del primer LP por el futuro capo de la SGAE. Por entonces también estaba relativamente deslumbrado con Aviador DRO y con el debut en directo de Oviformia (luego, cuando escuché el disco de Heroica me pareció muy soso y nada representativo del salero que solía acompañar a las producciones de mi admiradísimo Fernando Arbex). Volviendo al Aviador, se me cayeron bastante con el álbum doble (claro que esto fue posterior al libro) aunque, ya en diciembre del 80, aún fresca la escisión de Esplendor Geométrico, me rechinó bastante la respuesta de Servando al preguntarle por lo sucedido, respuesta que soslayé en el libro: “Es que ellos iban de puretas y nosotros queremos ganar dinero”, algo que chocaba un poco con tanta panfletada y tanto manifiesto (aunque también ha de recordarse que aquellos nuevos miembros tan politizados y forofos de la Baader Meinhoff que suplieron a los Esplendor acabarían dejando colgado al propio Servando en su intento de continuar con una discográfica independiente y se pasaron a la multinacional WEA sin demasiados escrúpulos).

¿Hay algún “grupo sano” al que a posteriori hubieses sacado de esa categoría?

Los Secretos: tienen una historia muy poco sana a nivel personal y crecientemente compleja en su obra posterior a la edición del libro. Tal vez, junto con Antonio Vega, también me hubiera sentido tentado de entrevistar personalmente a Enrique Urquijo.

De Paraíso acabas diciendo que “no quiero recordar durante mucho tiempo a este grupo, ni a algunos de sus miembros, ni a algunos de sus fans. Lo siento: me quedo con Kaka De Luxe, pese a no saber tocar”. ¿Sigue siendo así? ¿No es un juicio demasiado severo con Paraíso? ¿El tiempo ayudó a cerrar esas heridas?

En efecto, estaba yo muy calentito cuando escribí eso. Digamos que, a nivel arcádico, el breve trato con Carlos Berlanga cuando Kaka De Luxe que en mi memoria continúa hoy teniendo ecos casi de “Retorno a Brideshead”, contrastaba grandemente con mis sentimientos respecto a los últimos tiempos de Paraíso, con miembros expulsados y sustitutos bastante mediocres, historias de cuernos, peleas en directo, chuleos de todo quisque a la hora de pagarnos, desencuentros con la discográfica, etc. Lo que menos podía pensar cuando entregué el libro a la editorial es que muy poco después iba a haber aquel concierto con lo más granado de Paraíso (los tres futuribles de La Mode más el batería Paco) y la inmediata creación de La Mode.

¿Has seguido la evolución de algunos de los grupos de entonces que todavía sobreviven o que lo han hecho hasta no hace demasiado tiempo? ¿Has estado tentado en algún momento de hacer una edición ampliada de aquellos comentarios del 81? No sé, de Aviador DRO, Esplendor Geométrico, Burning, Los Secretos, Carlos Berlanga….

En “El corazón del bosque” y en “Discobarsa” lo hice en parte a mediados de los 90, retomando algo que en 1990 hice por RNE de la mano de Carlos Tena, “La Historia de la Movida”. En cuanto a gente que aparecían por entonces o poco después y que hoy considero capitales como lo último interesante de aquello (Monaguillosh, Waq, Décima Víctima…), suelo glosarlos con cierta frecuencia. En cuanto a Carlos, creo que lo mejor (habiendo dado ya mucho con Pegamoides y Dinarama) lo daría en solitario, desde la amargura y la madurez a la fuerza. En mi grupo actual, La Ruleta China, damos testimonio de ello con dos temas suyos, “Septiembre” y “Llegando hasta el final”. Y también Siesta sacó dos temas suyos con letra mía que hicimos en los orígenes más remotos del proyecto de Paraíso y que no llegamos a incluir en el repertorio, “El mensaje” y “Buscando el relax”.

En el libro hablabas también de cine, y situabas casi como más nuevaoleras las películas de Zulueta o Bigas Luna que las de Almodóvar. ¿Mantendrías hoy ese diagnóstico?

Lo mantengo. A muerte. Especialmente con Zulueta que, curiosamente, años más tarde usaría el “Para ti” como banda sonora de su mediometraje “Párpados”.

¿Prestas atención al pop actual o no te interesa especialmente lo que se hace en estos últimos años?

Lo que me indica Charlie de vez en cuando, caso de Navy Blue o Serpentina. También gracias a él descubrí a un grupo paralelo a la Movida tardía que hoy considero una de las manifestaciones más sólidas del pop/rock del postfranquismo, Los Ilegales. En mi web Línea de Sombra les he dedicado un par de glosas.

¿Cuál es el momento presente de La Ruleta China? ¿Habrá novedades a corto plazo?

Pues seguimos a la espera de que Siesta saque de una vez el disco. Puedo entender que por problemas económicos se demoren lanzamientos que tenía previstos desde 2010. Lo que me duele más es la falta de comunicación, el no parecer que les importe demasiado que, cuando salga el disco, el grupo exista o no o nos hayamos tirado por el viaducto. En mis muchos tratos con muy diversas discográficas, nunca había sufrido ese despego. Eso es lo que más jode, más incluso que la demora en el lanzamiento. Por lo demás, actuamos cada dos o tres meses. También una espléndida fotógrafa, Celia de Coca, nos está haciendo un videoclip a partir de una de las canciones. Y sobre todo, lo que ya dije en el blog del grupo, que Charlie y Clara son la mejor compañía musical de la que he disfrutado nunca, tanto en la actividad creadora como en el trato personal. Y eso sí que es un regalo.

También se habló de que este año podría salir el máster del LP de Paraíso. ¿Qué hay de esto?

La última fecha dada por Miguel Ángel Sánchez es finales de marzo de 2014. Veremos.

Fuente: MondoSonoro

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. vixen said, on 22 julio, 2015 at 12:35 pm

    Muy interesante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: