Cultura Transversal

Entrevista a José Antonio Crespo-Francés: “Blas de Lezo es un ejemplo para las nuevas generaciones en este tiempo nuevo”

Posted in Autores, Historia by paginatransversal on 2 diciembre, 2014

CRESPO FRANCES JOSE ANTONIO BLAS DE LEZOEntrevistamos en estas líneas al autor José Antonio Crespo-Francés y Valero, sobre el libro recién aparecido titulado Blas de Lezo y la Heroica defensa de Cartagena de Indias, editado de forma exquisita por Editorial Actas.

El Espía Digital (a partir de ahora EED): Don José Antonio, aunque ya nos ha hablado sobre este personaje en más de una ocasión y para cualquier lector que aun no le conozca nos podría decir brevemente quién fue Blas de Lezo.

José Antonio Crespo-Francés (a partir de ahora JACF): Dentro de los frentes de trabajo que tengo abiertos por la recuperación de la memoria de españoles olvidados he dedicado un especial esfuerzo en el personaje de Blas de Lezo en más de media docena de artículos, intervenciones en radio, y colaboraciones audiovisuales con la finalidad tanto de recuperar su memoria como de colaborar y llamar la atención para favorecer la erección en la capital del reino de un merecido monumento a este héroe olvidado.

Blas de Lezo y Olavarrieta fie un hombre que desde su tierna infancia se formó, vivió, y dio finalmente su vida en el servicio a las armas, no sin haber sufrido graves pérdidas físicas a lo largo de su carrera con heridas y mutilaciones de gravedad, lo que no le impidió huir de la comodidad que se le ofrecía, buscando siempre el lugar de mayor riesgo y fatiga. Fue el hombre que a mitad del siglo XVIII impidió que el Imperio Español en América se derrumbara a manos de los ingleses, llegando hasta el siglo XIX.

Fue la derrota a la mayor concentración naval de la historia hasta el Desembarco de Normandía. España contaba con seis naves y algo más de 2000 hombres frente a 186 naves y 36.000 hombres, debiendo combatiré los españoles en razón de uno contra diez. La victoria habría llegado mucho antes si se hubieran seguido los dictados de Lezo que sufrió el enfrentamiento frontal y la oposición del Virrey Eslava.

Definitivamente es un ejemplo para las nuevas generaciones en este tiempo nuevo que necesitamos, que exigimos, de regeneración moral, Lezo es un ejemplo de perseverancia, sacrificio, un hombre inasequible al desaliento, que nos demuestra que con falta de medios, algo que nunca ha sobrado a los ejércitos españoles, y que con ingenio y voluntad de vencer nos demuestra que la victoria siempre es posible, aún a costa de la propia vida.

Lezo es un ejemplo palpable de esa máxima: Per aspera ad astra, por la dificultad a las estrellas, además de tremenda sencillez, sin vanagloriarse de sus éxitos, en contraposición a la arrogancia manifiesta por su oponente el almirante Vernon.

El objetivo de este trabajo en especial y de todos mis trabajos no es otro que hacer presente y actual nuestra memoria histórica en la idea de abonar el camino en un tiempo nuevo para recuperar la verdad histórica y cohesionar España y en este caso concreto reconocer el mérito a Lezo que le fue negado al final de sus días por un virrey que trató de hundirle moral y económicamente y divulgar como mencionamos la propuesta popular de erección de un monumento en Madrid a su persona y en recuerdo de su heroicidad.

EED: ¿Nos puede decir cómo tuvo la idea de abordar este trabajo, cómo se gestó?

JACF: Cuando de inicia una singladura como esta, en la travesía siempre se conoce gente maravillosa y ese ha sido mi caso y mi suerte. Hace ya unos cuantos años durante mi destino en el Ministerio de Defensa conocí a un oficial de la Armada, el entonces teniente coronel de Intendencia Javier Bellas Dublang, con el que me une el amor y respeto a la memoria de Blas de Lezo. Javier Bellas conocía ya alguno de mis artículos dedicados a la defensa de Cartagena de Indias durante el ataque inglés de 1741, por lo que me comentó que tenía en mente un proyecto audiovisual dedicado a este insigne personaje y que quería que colaborara con él.

Como no podía ser de otra manera acepté encantado, tras iniciales tomas de contacto, pues él ya había cambiado de destino al Cuartel General de la Armada, me puso en contacto con los “Jorges”, de Composiciones Virtuales, Jorge Molina y Jorge Pozo, para que en calidad de experto militar colaborara con ellos recopilando y ofreciéndoles información.

He de decir que el trato con Composiciones Virtuales ha supuesto para mí una de las experiencias más enriquecedoras en lo que se refiere a los medios técnicos para apreciar, en este caso, el escenario físico de la batalla en toda su extensión y naturaleza.

En colaboración con el equipo de Javier Bellas, llevé a cabo una amplia y extensa recopilación de información sobre uniformología, armamento, artillería, fortificación y cartografía. Les puse en contacto con la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra donde se encuentra una excelente maqueta de Cartagena de Indias y su bahía, gracias a un general de mi promoción que con su ayuda facilitó la colaboración con Jorge Molina.

Les facilité los textos de Cartografía  de América y Relaciones Históricas de Ultramar editados por el entonces Servicio Histórico Militar, ahora Instituto de Historia y Cultura Militar, y ellos entonces… obraron el milagro, sobre imágenes aéreas actuales, reconstruyeron la bahía, sus castillos, baterías y fuertes, tal como se construyeron, la vegetación, la línea de costa tal como era, la ciudad de Cartagena y el barrio de Getsemaní, los cabos, salientes, bajíos, ubicando punto a punto los datos de batimetría de los mapas del siglo XVIII, pudiéndonos trasladar con todo lujo de realidad sobre el escenario tal como era.

EED: ¿Cuál fue el resultado de todo esto?

JACF: Dos cosas, por una parte un trabajo audiovisual  de primer orden ejecutado por Composiciones Virtuales sobre fortificación y documental sobre la Defensa de Cartagena de Indias en el que me cabe el honor de ver mi humilde participación en los títulos. Documental que ha servido para la exposición sobre Blas de Lezo celebrada recientemente en el Museo Naval.

Por otra, la extensa recopilación de material que inicialmente planeaba publicar con ayuda de Javier Bellas pero que al no poder acometerlo finalmente Luis Valiente de Editorial Actas permitió viera la luz.

EED: ¿Y qué le pareció la exposición sobre Blas de Lezo?

JACF: Mi opinión no puede ser en absoluto objetiva. Soy un enamorado declarado del Museo Naval desde mi infancia, igual que del Museo del Ejército. En mi opinión se hizo un trabajo exquisito por parte de Javier Bellas, su equipo y “los Jorges”, con los que aporté mi humilde grano de arena.

No puedo dejar de mencionar que dado que para el trabajo investigué sobre el título nobiliario concedido a título póstumo a Blas de Lezo, el marquesado de Ovieco por Carlos III, contacté con el último poseedor de la merced, Don Antonio Marabini Martínez de Lejarza, al que puse en contacto con el grupo de trabajo. El señor Marabini me facilitó la genealogía del marquesado que aparece en el libro así como en el DVD que le acompaña.

Recordando el cuadro de Blas de Lezo portada de la exposición, tampoco puedo a olvidar a otra persona con la que vengo colaborando desde hace años, me refiero a Álvaro de Armada y Barcaíztegui, Conde de Revillagigedo y Conde de Güemes, descendiente no sólo de Lezo sino también de Pedro Menéndez de Avilés, y de dos de los virreyes más importantes de Nueva España, los virreyes Revillagigedo, el 41º y el 52º en su orden dentro de la lista de virreyes.

Cuando le expliqué de mi colaboración en el proyecto a Álvaro Armada, rápidamente me obsequió una excelente fotografía, a tamaño real, de un bello retrato de exquisita factura de Blas de Lezo posesión de su madre y que mostré al grupo de trabajo así como la propuesta de ofrecer ese cuadro para su muestra siendo finalmente para mi satisfacción la imagen elegida para portada de la exposición dedicada a nuestro héroe.

EED: ¿Nos puede decir Don José Antonio, cómo fue la preparación del libro para su edición? ¿Considera su trabajo una aportación decisiva?

JACF: Tras conocer a Luis Valiente de Editorial Actas a través de Juan Antonio Aguilar, de El Espía Digital, revisamos todos los materiales así como así como las imágenes, a las que se añadieron las que amablemente me fueron facilitadas por Jorge Molina y que se encuentran en el DVD junto con todas las imágenes del texto.

Nos planteamos el objetivo de terminar el trabajo antes del 12 de octubre de 2014 fecha en la que estaba prevista la erección del Monumento a Blas de Lezo pues mi objetivo no era otro que rendir homenaje a la figura de Lezo. Durante el verano nos dimos cuenta de que íbamos muy cortos de tiempo y que no llegaríamos, pero finalmente nos ayudó el que por circunstancias ajenas se retrasara hasta noviembre la inauguración del Monumento a Blas de Lezo.

Luis Valiente tras valorar inicialmente la imposibilidad de sacar las imágenes a color, logró para mi alegría y satisfacción el que todas las imágenes finalmente fueran a color, y que iban además en el DVD para que algunas que necesitan de más resolución como los croquis, y la genealogía de Ovieco pudieran verse con todo lujo de detalle.

En cuanto a la última de las preguntas que me formula he de decirle que la figura de Lezo ha sido detallada por muchos historiadores conocidísimos, contando además con excelentes aportaciones en la web dedicadas a la hazaña de Lezo.

Contacté con algún conocido historiador británico para poder conocer una opinión desde el otro lado y aportarla al documental pero tuve el silencio por respuesta. En cambio sí recibí datos sobre las fuerzas inglesas tanto en el Archivo General de Simancas, y tuve grandes dificultadas en el Reino Unido para recabar información sobre participantes en la Batalla de Cartagena pues como tal no se encuentra prácticamente nada, todo diluido como acciones en el Caribe.

Tampoco puedo dejar de citar una y otra vez a la Asociación Monumento a Blas de Lezo, con Iñigo Paredes al frente, por su ejemplo de patriotismo actual y renovado que nos hace mantener la ilusión y preguntarnos qué podemos hacer por nuestra España cada día al levantarnos en vez de permanecer pasivos, y en su discurso que es toda una declaración de intenciones para cada uno de nosotros en la reivindicación de la memoria de los Españoles Olvidados.

No he pretendido ni mucho menos crear una obra decisiva, única y exclusivamente un homenaje de admiración de un sencillo soldado de Infantería hacia un héroe de nuestra Historia de España en América.

Este trabajo enmarca en el espacio y el tiempo la acción defensiva de Lezo que se enfrentó a una aplastante fuerza superior, la mayor flota vista hasta el desembarco de Normandía, impidiendo la caída de Cartagena de Indias y con ellos la posterior acción sobre el virreinato del Perú, dando finiquito a una compleja acción enemiga de carácter estratégico sobre el Atlántico, Pacífico y los territorios españoles del Caribe. Blas de Lezo, cojo, manco, tuerto y sitiado por una fuerza diez veces superior a la suya, nos demostró que su espíritu indómito, la furia española, que tanto fascina a los ingleses permanecía intacto. Un espíritu fundado en Valores como el amor a su patria, España, y a su rey, la sencillez, la humildad, la paciencia, la perseverancia, el trabajo, el sacrificio y una vida de permanente acto de servicio a España.

Lezo es y debe ser una lección viva y permanente para cualquier español de cualquier época. Mientras España no dé el paso de reconocimiento a esta figura, y tantas otras, permanecerá como Blas de Lezo: manca, coja y tuerta, que es así como quieren dejarla los que desprecian a sus héroes ante el silencio de tantos. Tal como reclamaba Iñigo Paredes en su magistral y patriótico discurso en el Museo Naval con motivo de la presentación de la Asociación Monumento a Blas de Lezo de cuyas palabras de obligación de todos nosotros hacernos eco.

EED: ¿Ha quedado reparada la memoria de Lezo y de los marinos defensores de Cartagena?

JACF: Para ser justos y benéficos hemos de estimular y reconocer el trabajo bien hecho pues España no puede permanecer ni un segundo más ausente sin ser protagonista de su propia Historia. España siempre ha dado y viene dando hombres y mujeres que viven día a día por España de forma honrada, esforzada y valiente, como ejemplarmente lo hizo Lezo que es y debe ser un referente moral por su sencillez, perseverancia y espíritu de sacrificio. Modelo de tesón, trabajo y sacrificio, Valores tan necesarios en el momento de crisis actual, tan turbulento en lo económico como en lo moral, siendo modelo especial de ese principio doctrinal que es la Voluntad de Vencer.

No me cansaré de insistir en la figura de este héroe tan español. Si España ha sido siempre desagradecida con sus héroes, la injusticia llegó a su sublimación con este soldado y marino que, desde los quince años de edad, menguó su salud e integridad física dando finalmente su vida por España y su Rey, recibiendo el pago del olvido y la degradación tras una vida de servicio y de éxito en combate sin parangón.

Ese monumento debe ser una semilla que reflejando esos Valores quede para nuestros hijos y recuerden siempre a todos aquellos que con su esfuerzo y su sangre fueron arquitectos de lo que hoy es España. Debemos demostrarnos de una vez que el español no es, ni puede permitirse el lujo de ser, un pueblo olvidadizo y cutre, sino un pueblo orgulloso, honorable y agradecido con sus antepasados.

Debemos reconciliarnos de una vez con nuestro pasado arrojando muy lejos esos complejos que la propia leyenda negra ha sembrado sobre nosotros a lo largo de siglos. Para renacer en estos momentos de crisis no podemos permaneces ajenos a los Valores que nos han hecho grandes a pesar de las dificultades. Ejemplos no nos faltan en nuestra Historia que nos sirvan de modelo para acometer ilusionantes proyectos y aventuras colectivas, en este tiempo nuevo, y esta es una de ellas.

Sólo si actuamos de esta manera lo haremos de forma honorable. Apelemos a nuestro espíritu indómito y recuperemos la memoria de estos héroes del zaquizamí de los complejos. Lo único que deseo recordar en estas líneas es una realidad que está en los libros de nuestra historia común, la historia de los españoles, sembrada de grandes hechos, grandes personajes y de etapas grandiosas pero también de lamentables y egoístas guerras civiles en momentos de sequía de líderes que no supieron estar a la altura del pueblo que lo sacrificó todo por España.

Todo se resume en sus últimas palabras dirigidas a su esposa en el lecho de muerte: “Josefa, dile a nuestros hijos que yo, como buen vasco, defendí siempre a España y a su Imperio”.

Ya lo dijo Virgilio: Potest quia potere volentum: Pudo porque estaba seguro que podía.

En cuanto a la segunda parte de su pregunta debemos afirmar de forma categórica que no se trata únicamente de una victoria de la Armada, el teniente general Blas de Lezo era el jefe del apostadero de Cartagena de Indias pero allí combatieron codo con codo marinos, infantes de marina, ingenieros, artilleros, fuerzas de milicias y unidades de los gloriosos regimientos de Infantería Española.

El total de defensores españoles no superaba los 3.000 hombres, frente a los ingleses contra los que combatieron en proporción de 1 contra 10, encontramos la fuerza veterana, incluidos los de Marina, con unos 400 soldados y 600 marineros embarcados en los 6 navíos anclados en el puerto cartagenero, y sin olvidar a las fuerzas terrestres que se encuadraban en 12 compañías del regimiento Aragón, 12 del regimiento España, 12 de los regimientos de Toledo, Lisboa y Navarra, 9 compañías del regimiento Fijo de Cartagena de Indias, 5 compañías de milicias de blancos y pardos y 600 indios flecheros traídos del interior del virreinato con lo que se alcanzaban los «dos mil setecientos hombres», que con justa equidad señala Bermúdez Plata.

El monumento que queda erigido en Madrid representa también a los caídos del Ejército de Tierra en aquella heroica contienda. 

EED: ¿Tiene algún otro proyecto en ciernes?

JACF: Pues sí, tengo varios trabajos terminados y otros a punto de finalizar y a la espera de publicación, y en concreto en lo referido a uno de ellos me encuentro colaborando con el señor Álvaro Armada, en relación con el aniversario de la llegada de Pedro Menéndez de Avilés a la Florida y la fundación de San Agustín, para la reedición en 2015-16, de forma corregida y ampliada, de mi libro dedicado a este personaje publicado en 2000.

EED: Pues le deseamos mucha suerte y que siga aportándonos luz sobre nuestros Españoles Olvidados.

JACF: Muchísimas gracias y no me quiero olvidar de anunciar por lo que aprovecho para informar a nuestros lectores que tras varios meses de trabajo y de espera me informan que ya tenemos fecha para la inauguración del Monumento a D. Blas de Lezo que será (D.m.) el sábado 15 de noviembre, en torno a las 12 de la mañana. Esperamos que podáis venir todos los que podáis.

Fuente: El Espía Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: