Cultura Transversal

“El señor del mundo”. Novela apocalíptica de Robert Hugh Benson

Posted in Autores, Libros, Literatura, Robert Hugh Benson by paginatransversal on 13 febrero, 2015

BENSON ROBERT HUGHLa novela, escrita en 1908, se sitúa a finales del siglo XX. Aparece un caudillo, Felsenburgh, quien se convierte en Presidente de Europa y es aclamado por las multitudes como un nuevo Mesías. Habla todos los idiomas y se entiende con los representantes de las diferentes tradiciones culturales sin ningún problema. Todos lo ven como el artífice de la nueva paz, centrada en un culto humanista. De hecho, él lucha contra las religiones en nombre de la verdad, y tras su discurso sobre la paz no esconde sino su ambición de poder. Casi nadie parece darse cuenta de ello. En esa situación el sacerdote Percy Franklin viaja a Roma para intentar convencer al Papa de que debe modernizarse. Sin embargo es allí donde comprende que debe profundizar en su fe y abandonarse del todo en Dios.

El señor del mundo forma parte de las novelas distópicas como 1984 o Un mundo feliz. Sin embargo, como ha señalado el afamado crítico Joseph Pearce: aunque las obras maestras de Huxley y Orwell sean equiparables en valor literario, son claramente inferiores en valor profético. La novela-pesadilla de Benson se está haciendo realidad ante nuestros propios ojos.

El señor del mundo predice que en el futuro surgirá un humanitarismo mundial de tipo totalitario que reducirá el cristianismo a una inocua moral privada. Ahí reside la actualidad de esta obra. Quien la lee no tienen dificultades para establecer paralelismos con la situación contemporánea en la que valores difusos tienden a imponerse sobre las convicciones profundas de la fe. Benson es certero y nos retrata a la perfección una humanidad que vive en la periferia, en lo intrascendente, en lo insustancial. Una humanidad que se ha ido alejando imprudentemente del centro y que vive en la desorientación más profunda. Le dio un día la espalda a Dios, y cuando creía que no le veía, se lanzó al ataque de sí misma. Así lo pensaba también Henry de Lubac, cuando decía que «no es verdad, como se dice en ocasiones, que el hombre no pueda organizar el mundo de espaldas a Dios. Lo que sí es verdad es que el hombre, si prescinde de Dios, lo único que puede organizar es un mundo contra el hombre».

Escrito desde un profundo conocimiento del hombre, esta obra es la demostración de que la tendencia laicista del siglo XX tiene un final claramente identificable: la manipulación y la cosificación del ser humano. Ahora, la pregunta es ¿hemos llegado ya a ese final? En la lectura de este libro encontrará la respuesta.

Hemos colocado este libro dentro de los textos del Padre Castellani por ser él quien hiciera la traducción que hoy les ofrecemos.

Enlace de descarga de la novela “El señor del mundo”

Robert Hugh Benson – (1871-1914) fue el hijo menor de Edward White Benson, Arzobispo de Canterbury, y hermano menor de los también escritores Arthur Christopher y Edward Frederic Benson. Benson estudió Teología Clásica en el Colegio Trinity, Cambridge, desde 1890 hasta 1893. En 1895, fue ordenado sacerdote de la Iglesia de Inglaterra por su padre, Edward White Benson, quien era por entonces Arzobispo de Canterbury, cabeza de la Iglesia anglicana.

Su padre murió repentinamente en 1896, y Benson fue enviado a un viaje al Medio Oriente para recuperar su salud. Estando allá, comenzó a cuestionar el estatus de la Iglesia de Inglaterra y a considerar las proclamaciones de la Iglesia católica. Su pensamiento comenzó a dirigirse a la variedad Anglicana de la High Church, y comenzó a explorar vidas religiosas en varias comunidades anglicanas. Obtuvo permiso para unirse a la “Comunidad de la Resurrección”.

Su conversión al catolicismo en 1903 causó un enorme revuelo.

Dentro de su obra literaria, es especialmente conocido por su novela apocalíptica Señor del Mundo (Lord of the World, 1907), una de las primeras distopías modernas.

Leonardo Castellani – En 1913 se incorporó al colegio santafesino La Inmaculada, de los padres jesuitas, en donde se recibió de bachiller en 1917.

El 27 de julio de 1918 ingresó como novicio en la Compañía de Jesús. En 1929 viajó a Roma y allí fue ordenado sacerdote, el 27 de julio de 1930.

Cinco años después, ya terminados sus estudios en Psicología, Filosofía y Teología, regresó a la Argentina.

Se dedicó a la docencia y al periodismo, mientras consolidaba su prolífica vocación de escritor: más de 60 títulos, varios de ellos aún inéditos, que abarcan todos los géneros y temáticas.

Fallecido el 15 de marzo de 1981, el Padre Castellani fue, además de una gloria de nuestras letras, un sacerdote ejemplar y un símbolo de la argentinidad.

Su obra y su figura son permanentemente revalorizadas por las jóvenes generaciones de nuestra Patria, en virtud de las continuas reediciones de sus libros, como así también de la publicación de aquellos títulos nunca editados o editados en forma limitada y hace ya mucho tiempo.

Su estilo peculiar, tan criollo, incisivo y humorístico, sumado a la cualidad profética de sus escritos, conducen al lector a una obligada reflexión sobre cuestiones tan elementales como trascendentes: la forma de pensar y de vivir, la amistad, la familia, la patria, la religión, el cielo.

Fuente: Alexandriae

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Clara María Martínez said, on 9 marzo, 2016 at 2:49 am

    No es la traducción de Castellani


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: