Cultura Transversal

Pla: “Agente nº 10”

Posted in Autores, Historia, Joaquín Albaicín, Libros, Literatura, Publicaciones by paginatransversal on 19 marzo, 2015

JOAQUÍN ALBAICÍN - Foto José Luis Chaín-Soria Taurina
por Joaquín Albaicín – En la Europa de entreguerras, ser escritor no era ni mucho menos lo que ahora. Aparte de que, entonces, del hombre de letras se esperaba talento, habías de andarte con mucho ojo hasta en el trámite de echarte novia, pues las amantes de los literatos con frecuencia terminaban inhalando gas en Auschwitz o tiroteadas por agentes del Komintern en una calle de París. Y era muy habitual ejercer de espía, lo que a veces aseguraba los honorarios que quizá no siempre se lograra ganar con la Olivetti.

Por lo demás, las situaciones de excepción –como una guerra civil- colocan a la gente en la tesitura de tomar partido y posicionarse en extremos en los que, en horas más apacibles, no se hubiera sentido del todo cómoda. Es el precio a abonar por elegir lo que se considera, en determinado momento, el mal menor frente a otras opciones que –equivocadamente o no- se prevé que arramplarán con cuanto se considera imprescindible para vivir bajo unos mínimos de normalidad.

Por eso, no me extraña nada que Josep Pla se convirtiera –como Agente Nº 10– en un operativo del SIFNE (la red de inteligencia de Franco en el sur de Francia, con sede en el Hotel Corona). Tampoco, que uno de los principales soportes financieros de dicha red fuera el líder catalanista Cambó. Ni que dirigentes del partido de Companys se implicaran en intentos de que Cataluña firmara una paz separada con Franco con vistas a convertirse en una nación “soberana” bajo la tutela nazi, o buscaran la colaboración de miembros del espionaje franquista para desatar en la retaguardia republicana –su retaguardia- tensiones conducentes a poner fin al poder anarquista en las calles de Barcelona.

Y no me extraña no sólo porque Pla ya antes de la guerra hubiera escrito varios artículos para el periódico de Falange Española, pues esas simpatías no le habían llevado en su día al abrazo de una militancia real. Tampoco creo que los líderes de Estat Català fueran nazis. Simplemente, cuando todo se pone patas arriba, la paranoia nacionalista y el pánico al paredón o el exilio en caso de encontrarse en el bando perdedor, hacen patinar las neuronas más allá de lo deseable. Y no puede sorprender que lo reducible a naturales afinidades pueda traducirse en un más estrecho compromiso.

Lamento no saber catalán, pues hubiera disfrutado bastante más de la lectura del interesantísimo Espías de Franco. Josep Pla y Francesc Cambó, de Josep Guixà, que ha publicado Fórcola. No he podido saborear el libro con el relax deseado por incorporar este, en muchas páginas, tantas y tan extensas citas en catalán que no sabe uno bien si está leyendo un libro en castellano con muchas citas en catalán o viceversa, lo que obliga al lector a reducir la velocidad cada pocos kilómetros. En fin, que uno ha leído ensayos sobre, por ejemplo, Juan Pablo II, sin chocarse a mitad de página con ninguna cita en polaco.

Mas el idioma ha sido un escollo menor y olvidable a la hora de encarar un libro que incorpora a sus páginas todo ese catálogo que nos es tan grato de buscavidas, traidores, mujeriegos y demás personajes pintorescos habituales en los ambientes del espionaje, en especial en territorios fronterizos oficialmente neutrales. Guixà se detiene en figuras clave de la red como el periodista Carlos Sentís, reclutador de Pla, hombre de peso -hasta su reciente muerte- en La Vanguardia y a quien Juan Ramón Jiménez señalaba como uno de los que, en 1939, saquearon su piso de Madrid (él siempre lo negó, pese al testimonio en contrario de Félix Ros). O el jefe del SIFNE, Bertrán y Musitu. O Manuel Aznar, ex director de El Sol, en cuya redacción, como en el Hotel Palace, se había reunido Pla varias veces con José Antonio Primo de Rivera. O el Conde de los Andes. O la propia novia de Pla, Adi Enberg, hija del cónsul danés en Barcelona. O José María Camps Regás, luego dramaturgo de nombre en la RDA.

Fórcola está realizando una labor importante con la publicación de esta y otras obras focalizadas en un tan apasionante y turbulento período como la década de los 30 y 40 del pasado siglo. Tras muchos años de historiografía airada, centrada en la mendaz dicotomía de buenos y malos, ensayos como este ponen de relieve las alianzas que no fueron pero pudieron ser, los contactos que no fructificaron pero pudieron cuajar… Porque, guste o no, la simpatía o amistad de Azaña, Portela o Negrín con José Antonio Primo de Rivera existieron, y la Falange, lo mismo que mantuvo reuniones con los monárquicos, se adhirió públicamente, pocos días antes de la guerra, a la huelga general convocada por la CNT.

De hecho, toman hoy la palabra en las redes sociales autodenominados falangistas que aseveran muy serios –incluso, con orgullo- que Podemos les ha robado el discurso. Nada nuevo bajo el sol, pero ¡qué callejón sin salida –de ser cierto- para Podemos! Y ¡qué extraño solaz, para los rescoldos del falangismo, el de acabar siendo reivindicados de anónimo modo por el –a mi juicio- más notorio club de pensadores huecos –aunque todos muy buenas personas, sin duda- de toda la historia de la política española! ¿Cómo no admitir mi perplejidad por que todavía en 2015 alguien pretenda ganar –y gane- votos hablando de Franco?

Claro que a mí, plim. Y a Pla, de vivir, seguro que lo mismo. Plim. O bueno, Plam.

En todo caso, como parece que aquí todos los gatos son pardos y no soy dueño de ninguna casa, voy a ver si me entero de dónde está la de Pablo Iglesias y –en calidad de, mismamente, Agente Nº 11– la okupo. Seguro que mi apuesta por el mal menor keynesista le da una alegría. En fin, espero estar ya instalado en mi nuevo domicilio cuando me digan ustedes qué les ha parecido el libro de Guixà y si les ha entretenido tanto como a mí.

¡Hasta dentro de siete días!

Foto: José Luis Chaín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: