Cultura Transversal

Hurgando la femoral

Posted in Arte Taurino, Autores, Historia, Juan Manuel de Prada, Sabiduría Universal by paginatransversal on 22 mayo, 2015

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – ¿Y si en la tabarra antitaurina no hubiese otra cosa sino miedo a la muerte? La cobardía humana ha envuelto siempre sus razones más íntimas e inconfesables con enredaderas retóricas y perifollos espiritualistas de lo más rocambolesco; y todo para ocultar su miedo a la muerte, que es consecuencia de no creer en la otra vida, o de creer demasiado y saber que, en justicia, acabará ardiendo en el infierno. La cobardía humana, puesta a disimular el olor marroncete del miedo, es capaz de urdir las más delirantes lucubraciones, que a veces se terminan convirtiendo en ideologías campanudas y doctrinas pacifistas de lo más florido; pero uno se pone a rascar su cáscara de pomposidades y siempre termina encontrando un castañeteo de dientes, unos calzoncillos con zurraspas, un alma floja y barbilinda.

Si esta hipótesis se revelara verdadera, habríamos de conceder que los antitaurinos son los únicos taurinos verdaderos, aunque sean taurinos vueltos del revés, como Foxá llamaba «católicos vueltos del revés» a la chusma que quemaba iglesias. Porque la fiesta de los toros no es una representación de la muerte, sino que es la muerte misma, presente y actuante; y penetra en su misterio como ninguna otra expresión artística puede hacerlo, pues al fin todas las demás sólo pueden «representar» la muerte. Creo que era también Foxá quien contaba que un célebre actor teatral, especializado en morirse muy aparatosamente en el tercer acto, increpaba a Mazzantini desde el tendido, para que se arrimase más al toro; hasta que al maestro se le hincharon las pelotas y, acercándose a la barrera, le dijo: «Baje usted, don Fulano, que aquí se muere de veras».

Que los toros tratan sobre la «muerte de veras» lo sabía san Pío V, que quiso prohibirlos, dándose cuenta de que son una catequesis bestial, sin lenitivos ni edulcorantes, sobre la vida de ultratumba. Y es que el torero sólo puede ser un réprobo desesperado que busca la muerte para arder en el infierno, o bien un bendito al que importa un ardite la muerte, porque se acaba de confesar y tiene una esperanza inquebrantable en el cielo y en la resurrección de la carne. Naturalmente, a un papa romano y santo una catequesis tan extremosa debió de parecerle que ahuyentaría a los flojos, que se podrían pasar a las filas luteranas; pero a Felipe II no le dio la real gana obedecer al Papa, porque quería súbditos con cojones y teología. Por eso en nuestra época sin cojones ni teología los toros resultan tan indigestos: porque ya no quedan desesperados acérrimos dispuestos a arder en el infierno ni esperanzados acérrimos en el cielo y la resurrección de la carne, sino tan sólo mingaflojas que mitigan la desesperación con la morfina de la blandenguería y conciben la vida como un patético chill-out con aire acondicionado y barra libre al que se accede después de entregar el alma al diablo. Una época, en fin, que por miedo a la muerte ha renunciado a la tragedia y se ha quedado desalmada. Pues sólo allí donde el hombre acepta y afronta la muerte puede haber tragedia; y no habiendo esta aceptación, el arte (que ya no puede ser trágico) deviene mamarrachada, aspaviento y pedorreta blanda.

Todo esto lo pensaba viendo la cogida de Jiménez Fortes, víspera de san Isidro, al que el toro hurgó a conciencia la femoral, como se hurga con el alfiler para sacar el bígaro de su concha. Y viendo su cuello florecido de sangre pensé que el matador de toros es el único catequista que nos queda en esta España convertida en reservorio de mingaflojas. Menos mal que también nos quedan los antitaurinos, esos catequistas inversos, recordándonos que detrás de su tabarra no hay más que miedo a la muerte.

Fuente: ABC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: