Cultura Transversal

Zambombeando

Posted in Autores, Flamenco, Flamenco en Crónicas, Joaquín Albaicín, Música by paginatransversal on 5 enero, 2016

JOAQUÍN ALBAICÍN - Foto José Luis Chaín-Soria Taurina

por Joaquín Albaicín – La zambomba, género musical más casero que dirigido a un público propiamente dicho, caracterizado por la entonación y baile de villancicos aflamencados o transportados a compases flamencos, surge al parecer en el siglo XVIII en los barrios gitanos de Jerez de la Frontera. Indudablemente emparentado con los Autos de Reyes y las Pastoradas hoy en declive, sus letras evocan la relación legendaria entre la Sagrada Familia y un pueblo gitano habitante del Egipto de los cuentos de hadas y sirven de soporte a un jocoso jolgorio salpicado de momentos artísticos de tan chispeante enjundia como los que disfrutamos en la organizada el 26 en Casa Patas por Manuel Valencia.

Fue uno de los platos fuertes del menú hondo servido en estas Fiestas -en Madrid, siempre intensas en lo flamenco- que arrancaron con la triunfal y comentadísima presentación del disco de Pepe Luis Carmona en la Sala Galileo y, la noche siguiente, el vibrante concierto de Los Banis en la Copérnico. A la misma hora de la zambomba del Patas había otra en el Teatro de Prosperidad con Antonio El Potaje, Paco Soto y Chiki Porrina entre otros artistas y cantaba alante Antonio Ingueta en Villamolero, a fuer de estar anunciado Diego Carrasco -cabeza de cartel en el zambombeo que tan buenísima acogida ha tenido en La Latina- en Café Zyriab, un espacio nuevo por cuyo escenario, acompañado por la guitarra de Johnny Jiménez, pasó poco después un joven cantaor del que deben ustedes tomar nota si no lo han hecho ya: Israel Fernández (escuchen su disco Con hilo de oro fino, con Universal). En la montada en el Patas, disfrutamos enormemente del arte de Rafael del Zambo, a quien ya señalamos en una crónica anterior como firme promesa y que, como es de esperar en los nacidos en una casa cantaora de tan luenga raigambre como la suya, desgranó su cante por bulerías con una naturalidad y un aire encomiables. Una alegría supuso, asimismo, constatar que la línea cantaora de Terremoto no se ha agotado, sino que prosigue en su nieta María, y degustar los aires inequívocamente jerezanos de Felipa del Moreno y Sandra Rincón. La guitarra de Manuel Valencia sonó, por supuesto, con la misma musicalidad y solera que tantas otras veces en esta Sala García Lorca de cuyos carteles es, con toda justicia, artista habitual.

De las paredes del Patas cuelga nuevo retrato al óleo -de su fundador, que se nos fue este año- debido a los pinceles del personalísimo Antonio Maya y el ambiente, tanto durante la zambomba como abajo, donde bailaron con la garra que les es propia Belén López y Kelian Jiménez, fue extraordinario. Por allí Antonio Carmona (que borda un tema a dúo con Pepe Luis Carmona en el disco de éste), Toni Fernández y familia, Salomé Pavón, María Larroca, Paquete Porrina, Juan Castellón, Las Negris, Rafita, Antonio El Ciervo, Enrique Heredia Negri, Antonio Benamargo, Montoyita, Ginés Pozas, Carlos Canela, Johnny Jiménez… Y bueno, nos hicimos con el ya tradicional calendario 2016 de la casa, en cuyas páginas el magnífico ojo de Martín Guerrero ha inmortalizado momentos importantes protagonizados sobre las tablas, en el año recién acabado, por Rancapino padre e hijo, La Tobala y Pedro Sierra, Canela de San Roque (otro caído con honor en 2015), Mistela, María Vargas, Amós Lora, Javier Ruibal, Juanito Villar, Alba Heredia, José Valencia, Torombo y Niño Jero. De más de una de esas noche tuvimos el placer de ser testigos, y de muchas más esperamos serlo.

De hecho, pensábamos acabar el año allí, donde el inimitable Miguel El Rubio y su hijo Ingueta inspiraron antes de las doce uvas el vibrante baile de Isaac de los Reyes con la guitarra de Camarón de Pitita como magnífico fondo rítmico, pero en noche tan flamenca y donde tantas ilusiones y caudales circulan por las barras, resulta que el Patas -debió ser el único local de España- decidió marcar la diferencia y dar por concluido el espectáculo y cerrar sus puertas… ¡a las once!

¡Cómo se nota los que tienen dinero, Martín Guerrero!

Foto: José Luis Chaín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: