Cultura Transversal

Coles de Bruselas

Posted in Autores, Joaquín Albaicín by paginatransversal on 1 abril, 2016

JOAQUÍN ALBAICÍN - Foto José Luis Chaín-Soria Taurina

por Joaquín Albaicín – Es a remolque de coles como las guisadas el otro día en Bruselas que los neonazis han vuelto a ser alguien en el espectro político europeo. A nadie se le escapa que los slogans a los que más deben agradecer su repunte electoral son los que etiquetan a los refugiados huidos de Oriente Medio como topos enviados por los yihadistas para convertir Occidente en un campo de minas que, por control remoto o recurriendo a kamikazes, se hará saltar por los aires en el momento oportuno. Lejos de considerarme ni por asomo una lumbrera, al menos me hallo en posesión de las luces suficientes como para que tan baratos sofismas puedan surtir en mí el menor efecto.

Porque… Imaginemos por un momento que deseo, planifico y financio la voladura de un bulevar parisino con todos sus cafés o el asesinato de, por ejemplo, el señor Hollande. ¿A quién reclutaría? ¿A unos caballeros de residencia y pasaporte sirios o iraquíes que sólo a fuerza de soportar muchas penalidades lograrían llegar a Francia y formar una célula durmiente que no estaría antes de un lustro en condiciones óptimas para atacar?

Por lo demás, es de cajón que me convendría contar con individuos en buena forma física y psíquica que, como mínimo, hablen el francés como nativos, familiarizados con la vida parisina y que no susciten sospechas al registrarse en un hotel, caro o barato, o comprar un billete de tren o avión. Y unos señores que, a fin de fabricarse algo tan sencillo por otros canales como una falsa identidad, necesitan surcar en patera el océano y que después, si no se han ahogado, sólo podrán entrar en Francia tras el cruce a pie o a dedo de tres o cuatro fronteras, ante cada una de las cuales habrán de pernoctar a razón de dos o tres semanas a la intemperie, en condiciones lamentables y encajando zurriagazos de la policía húngara o macedonia… ¿Me servirían?

Pues no, porque tales sujetos alcanzarían su destino hechos un guiñapo y con muy dudosas ganas de poner manos a la obra en un país desconocido, cuya lengua no hablan y donde serán tratados como sospechosos de oficio. Aun cuando no fueran usados por mí más que como chivos expiatorios, resulta patente que no se trata de material humano de fiar. Esto, en fin, lo capta un tonto, por lo que es de suponer que los votantes antedichos se hallan, intelectualmente, unos pasos más allá de la memez.

A mantenerlos en ella aportan también lo suyo, claro, las bombas de humo lanzadas por los mass media. Ahí van dos, a modo de botón de muestra. Por un lado, leemos que, transformados los campos de acogida de inmigrantes en centros de detención, el gobierno turco ha expulsado de los mismos a los “trabajadores humanitarios” del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. Esto es falso, por supuesto. Lo de la reconversión de los campos, sí es cierto. Pero lo de la expulsión… Para nada. Nadie ha echado a ACNUR, porque ACNUR, como ya demostró hace años en los campamentos habilitados para atender a la población gitana arrojada desde su Kosovo natal a Macedonia por la narcoguerrilla albanesa, no es una entidad humanitaria, sino de apoyo a las políticas de represión de las minorías étnicas. De ahí que ACNUR se haya limitado a obrar en Turquía como siempre obra en todas partes. Tan pronto como le fue comunicado que los refugiados ya habían agotado la eventual rentabilidad política que podía sacárseles, su personal hizo las maletas, suponemos que -como suele- cortando antes la luz, el agua y los demás servicios básicos… y punto.

Segunda bomba de humo: la de que los atentados de Bruselas dejan con el trasero al aire a Bélgica como un “Estado fallido en cuestiones de inteligencia”. Esto es, como mínimo, un modo harto capcioso de ocultar que quienes han fallado -si es que alguien lo ha hecho- no han sido los servicios de espionaje belgas, sino los de todos los países de la UE, que, igual que los de muchas otras naciones, mantienen siempre abierta en Bruselas -también cuartel general de la OTAN- una de sus principales oficinas. Curiosamente, al día siguiente de la matanza, es difundido por internet un vídeo en el que dos docenas de barbudos con un tufo a figurantes que tumba de espaldas se manifiestan ondeando banderas del Daesh y exigiendo la libertad del terrorista detenido la víspera… Dadas las circunstancias, es obvio que no puede tratarse de una concentración legal y que, si esos señores aparecen ahí tan tranquilos y sin ser molestados, es por contar, por los motivos que sea, con la aquiescencia de esos mismos servicios cuya nulidad se supone que los yihadistas han puesto en evidencia. ¿Bruselas? ¿No sería en Homeland donde se celebró este “mitin” tan rarito, que recuerda a las fotos de aquella “redada” de homeless practicada por la policía de Dallas en los alrededores de donde fue asesinado Kennedy, “vagabundos” todos muy bien vestidos y luego rápidamente identificados como funcionarios del FBI y la CIA escenificando un extraño paripé?

Para redondear el pandemonio, tenemos los dislates vertidos en las redes sociales por todo tipo de enteraos, como el de que las bombas de Bruselas son la respuesta del Daesh a la expulsión por la UE de los refugiados que escapan, precisamente, del Daesh. Muy bueno… Pero mejor aún es la lectura por algunos de la financiación que, cuando estas líneas escribo, parece ser que va a asignar Manuela Carmena al Ramadán. Ignoro, la verdad, en qué pueda consistir el sufragio de un ayuno. Si se tratara de preparar mil paellas gigantes, vale, pero aquí no hay más que sentarte en un sofá de tu casa a pasar hambre hasta la caída del sol.

En principio, el tema suena sólo a una de las tantas incongruencias a anotar en el debe de un conventículo que, por razones de maquillaje electoral, hace como que simpatiza con las minorías a las que odia y quisiera erradicar, pues ya me dirán qué fervor pueda sentir hacia el Islam el conglomerado de comunistas, ateos, forofos del Lesbic y el Gay Power y fundamentalistas del feminismo en el que milita Carmena. Pero lo fuerte de verdad llega cuando leo por ahí que… ¿No se tratará de una estrategia para hacer llegar ese dinero al Daesh?

¡Hombre, por favor! De entrada, resulta absurdo proceder al análisis de unos crímenes cometidos en Bruselas desde la premisa de en qué medida estos “afectarán” o no a Rajoy, a Podemos o al señor de Ciudadanos que concurre a las elecciones retratado en pelota para atraer el voto rosa (y lo atrae). Pero esto ya es demasiado. Si me dicen que todo es una milonga para trasvasar la pasta al bolsillo o la empresa de un pariente, amante o amiguete, me lo puedo creer, pues en eso consiste mayormente la política. Pero… Seamos serios: a los grupos terroristas no los financian los ayuntamientos, sino los Estados, las multinacionales, los servicios secretos y, en los casos más cutres de los iluminados que van por libre, el dinero procede de atracos y secuestros. No sale del desvío de fondos destinados a comedores municipales.

El tonto de baba lo es de por sí, pero, cuando se cree en el deber de apoyar en las redes al partido político del que se ha encoñado, bate todas las marcas. Es una verdadera pena que haya tantos e internet, además, suministre un público atento veinticuatro horas a sus cacerías de moscas, porque -como es de esperar- los tontos, que ya digo que abundan, creen a sus iguales y luego, por desgracia… van a votar. El cada tonto, con su voto ha reemplazado de modo inexorable al viejo cada loco, con su tema. Es lo malo: que el tonto ya no sólo vota… Además, está informao.

Foto: José Luis Chaín

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: