Cultura Transversal

Historia hecha carne

Posted in Autores, Flamenco, Flamenco en Crónicas, Joaquín Albaicín, Música by paginatransversal on 31 enero, 2017

"JOAQUÍNpor Joaquín Albaicín – El jueves asistimos a la inauguración en la Biblioteca Nacional de la exposición comisariada por David Calzado -firma habitual en ABC– y Teo Sánchez, conductor en la radio de Duendeando. Flamencos y Pelícanos- y que, con el título Patrimonio Flamenco, invita a recorrer el túnel del tiempo y al escaneo con mirada panorámica de la historia de este arte. Se inicia en Goya y Cervantes, sigue con Demófilo o Doré, nos lleva hasta el Concurso de Granada de 1921 y pasa por la antología de Hispavox del 56 hasta desembocar en Camarón, Paco y Enrique. Vimos pasar por el túnel a echar un vistazo a los cilindros de cera que contienen las primeras grabaciones flamencas que se conservan y a las portadas de La Voz de su Amo o Nuevos Medios o saludar a Argentinita, Caracol, Juan Habichuela, Pastora Pavón, Sabicas o Gades a muchos amigos: Pepe Habichuela, Fernando Crespo, Anya Bartels-Suermondt, Gufi, Gamboa, María Larroca, Antonio Benamargo, Rober El Moreno, Juan Luis Cano, Paco Manzano… Que el montaje, muy atinadamente concebido, bien merece una visita, en fin.

Pero si se quiere uno asomar a la historia antigua, pero viva del flamenco, pues lo que procede es ir a escuchar a Ingueta El Rubio, o a su padre Miguel, o a su tía Charo o a su abuelo Antonio, pilar este último que es la soleá y el fandango hechos carne. A los cantaores de la casa de los Rubios hay que darles de comer aparte, así que esperábamos el recital de Ingueta en la Sala Guindalera desde que hace cosa de un mes fue anunciado por Pedro Ojesto. Los llenos registrados en los dos primeros conciertos de este ciclo Madrid Flamenco denotan a las claras que la sala ha conquistado en muy poco tiempo a un público fiel que, a no mucho tardar, será adicto.

Tras ponernos a todos firmes con un rotunda y melismática ronda por tonás, Ingueta volvió, como hace no mucho en el Café Berlín y acompañándose él mismo a la guitarra con solera y gusto, a ofrecernos en bandeja el áureo tuétano del cante por granaína, palo por el que borda intuiciones de extrema belleza. Disfrutamos luego de esos fandangos que lleva cosidos al alma y, secundado ya por la lujuriosa guitarra de un Vaky Losada que busca y halla siempre la sorpresa y, al alimón con la percusión de su sobrino Lucky, juega con el compás exprimiéndolo a placer, nos regaló Ingueta una soleá por bulerías en la que, a horcajadas de su privilegiado metal, el sentido de la ligazón de los tercios y esos acentos tan personales de los Rubios dieron cuerpo a un cante de marca mayor en cuanto a sonoridad y sentimiento.

La de los Rubios es una familia, decíamos, en verdad de exposición, una casta ya apostada en las alturas de la historia del flamenco, por más que sus muchos hallazgos no estén quizá tan documentados como procedería, como no consta en archivo alguno quién dirigió la construcción de los colosos de Abu Simbel en el desierto de Egipto, que se dice que siguen, cada amanecer, cantando himnos a Ra. Con la misma vitalidad indeleble perdurarán en la memoria de nuestra alma esos quejidos por soleá de Ingueta, hoy por hoy el más joven exponente de la dinastía y, como siempre demuestra, la más firme garantía de su continuidad… además de un eco de lujo llamdo a triunfar en los más distinguidos escenarios.

Foto: José Luis Chaín

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: