Cultura Transversal

Crimen, arte y escena

Posted in Autores, Joaquín Albaicín, Libros, Literatura, Publicaciones by paginatransversal on 29 abril, 2017

"JOAQUÍNpor Joaquín Albaicín – Los uxoricidios, infanticidios, parricidios, magnicidios y projimicidios en general cometidos ante numeroso y altamente cualificado público son innumerables, y demasiado a menudo la víctima del asesinato perpetrado sobre las tablas teatrales, en el plató cinematográfico, sobre las paredes de las galerías de pintura o en las páginas de los libros no ha sido ni es otro que el propio arte, mancillado y ejecutado –en el doble sentido de la expresión- por individuos que de artista tienen lo que uno de granjero. Quede claro, no obstante, que el luctuoso y pérfido suceso que inspira Un asesino en escena, la nueva novela de Ngaio Marsh –decimos nueva como si estuviésemos en 1938, que es cuando salió, pero es que ha sido rescatada por Siruela en su serie de clásicos policíacos- es delito de los castigados por el Código Penal, no por el Tribunal del Arte, porque Marsh escribía muy bien y superponiendo con magnífico compás el tiempo real al literario.

No cabe duda de que, en cierto sentido, la escena del crimen es más escena que nunca cuando la barbaridad resulta consumada no sólo en la del célebre Unicorn de Londres sino, además, en plena función, con la carraspera de los aficionados congelada en las gargantas mientras, aferrados a los brazos de la butaca, siguen el desarrollo del momento cumbre del dramón. Tampoco, de que esto lo sabía mejor que nadie un animal de candilejas como Ngaio Marsh, que tantos montajes dirigió en la Inglaterra de los años 30 y dama bien al tanto de que traicionar la ley máxima del teatro -hacer creer al espectador verdad lo que es mentira- es algo que de vez en cuando –al menos, en el terreno de la ficción- se debe incumplir.

Un asesino en escena es buena novela para echar la tarde con ella mientras el piloto automático se encarga de todo lo demás, es decir, sin otra cosa de que ocuparse y con la mente libre del compromiso de dedicar su atención más que a la minuciosa trama, en la que el detective Roderick Alleyn de Scotland Yard procede a seguir las pistas con la rigurosa meticulosidad de un Holmes y el periodista Nigel Bathgate oficia como arquetipo de Watson. Es una de esas narraciones en las que no puede permitirse el lector soltar el hilo. Como se despegue un minuto de Alleyn y Bathgate, está perdido.

Y, al misterio de adivinar la identidad del criminal, se suma aquí el de si se trata, además, del previsto en el libreto. Los aficionados al teatro asisten, pues, a algo así como la proyección -más bien, al rodaje- de una snuff movie, si bien con los intérpretes correctísimamente vestidos y sin implicaciones mórbidas que trasciendan ante los ojos de los involuntarios voyeurs. Nos sirve Un asesino en escena, además, en calidad de metáfora de la vida como escena teatral en la que, por más que guste de llamar azar al karma, el individuo no es más que instrumento -por lo común, inconsciente- de un argumento cuya autoría es atribuible al dramaturgo más exitoso y taquillero de todos los tiempos: el Destino. En la vida hay que aprender a distinguir el revólver de verdad del de fogueo. Esto, claro, no siempre es fácil. Y por eso, en las novelas, no todo el mundo encaja para dar cuerpo a todo un investigador de Scotland Yard.

Roderick Alleyn da la talla. Como suele decirse, llena el escenario, pasa batería. Saquen, pues, su entrada para esta novela, que no les defraudará.

P. D. Las entradas de clá, en el bar La Liebre, al lado de Tirso de Molina… Si es que aún existe.

Foto: José Luis Chaín

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: