Cultura Transversal

Entrevista con el filósofo Gustavo Bueno: “Tengo la impresión de que actualmente en España la gente se ha degradado de tal modo que tenemos la cabeza totalmente destrozada”

Posted in Autores, Gustavo Bueno by paginatransversal on 30 octubre, 2015

GUSTAVO BUENOpor Hughes/Abc – Gustavo Bueno recibió a ABC Cultural en su residencia de Niembro (Asturias). Acaba de cumplir 91 años y en septiembre se estrena un documental sobre su vida y obra.

Cuando habla, el filósofo suelta las dos manos, vueltas hacia sí, y las deja moverse, apremiantes, al mismo ritmo de su pensamiento. Es un gesto antiguo que no es el del orante ni el del orador y que imitan sus discípulos.

Sin afectación, contra el confusionismo general, Bueno y su materialismo constituyen la actualidad del realismo español.

Hughes¿A qué le da vueltas ahora?

Gustavo Bueno – Un tema suscitado por un programa que vi en la televisión sobre la cultura. Es una cosa impresionante. Lo que entienden por cultura es sobre todo danza. Llaman a individuos que llevan una guitarra y solo saben rasguear, y danzan y el público también se mueve. La cultura es una de las columnas vertebrales de España hoy en día y cada día tiene más importancia. (more…)

Anuncios

El «Reino del Hombre» desde las coordenadas del materialismo filosófico

Posted in Autores, Convocatorias, Gustavo Bueno, Sabiduría Universal by paginatransversal on 10 enero, 2014

FUNDACION GUSTAVO  BUENO

XIX Encuentros de Filosofía – Oviedo, viernes 11 y sábado 12 de abril de 2014 – Salón de Actos de la Fundación Gustavo Bueno

Gustavo Bueno: El “Reino del Hombre” y el hombre histórico (octubre-noviembre 2013)

Convocatoria

1. Proponemos el «Reino del Hombre» (en cuanto contradistinto al «Tema del Hombre») como materia de análisis en los XIX Encuentros de Filosofía que se celebrarán en Oviedo, en la sede de la Fundación Gustavo Bueno, el 11 y 12 de abril de 2014.

Sin duda, la amplitud e indeterminación de esta materia podrá ser apreciada muy favorablemente por quienes valoran los «temas abiertos», que evitan coartar, en todo momento, la libertad de los ponentes y comunicantes, o, en general, de los participantes en estos encuentros, puesto que, sin duda, el «Reino del Hombre» se aproxima mucho a un mar sin orillas.

La magnitud de la apertura del «Reino del Hombre» es tal que pone en peligro de dispersión total a las intervenciones de quienes siguieran las diversas «líneas paralelas» que podrían ofrecerse a la libre elección subjetiva de los participantes en los Encuentros. Pero el programa de unos encuentros debe garantizar la intersección objetiva de las líneas escogidas por los participantes, sin que ello envuelva la menor sombra de restricción dogmática de las libertades objetivas de elección.

Las coordenadas del materialismo filosófico, como «puntos de encuentro» de los participantes, no excluyen la distanciación, parcial o total, respecto de estas coordenadas, pero sí garantizan la confrontación, intersección o encuentro objetivo de las diferentes líneas libremente elegidas.

(more…)

Gustavo Bueno. 28 marzo 2012

Posted in Gustavo Bueno by paginatransversal on 10 abril, 2012

 

Extraído de: “A día de hoy”:

“Transcribo a continuación el comentario que Gustavo Bueno Martínez ofreció tras la conferencia, que tuvo lugar en la sede de la Fundación Gustavo Bueno, en Oviedo, días atrás. La conferencia versó sobre “La Constitución de 1812 y la Hispanidad” y estuvo a cargo de Ismael Carvallo Robledo. La primera intervención posterior es la que aquí reproduzco. Dado su carácter improsivado está, como es natural, salpicada de anacolutos y repeticiones, propias del estilo oral.

Me pregunto por el sentido de un materialismo pluralista crítico de la idea de modernidad, y con ella de ilustración. Por lo demás, el diagnóstico de gravísima dificultad por el que atraviesa la nación española quizás sea excesivamente optimista y, simplemente, hayamos perdido al enfermo. Esto debiera producir temor porque la extinción de estructuras políticas semejantes no ha sido, por lo común, incruenta. Acaso, sin embargo, su ocaso haya tenido lugar hace tiempo y hoy sólo notemos el nuevo grado de su corrupción.

Por otra parte, la desaparición ha de ser estimada en función del valor de la figura política que le sucede.  Es entonces cuando lamentamos hondamente el fin de la nación española. Ahora bien, el fin de la nación política o del estado nacional español (que no es idéntico con España) no es de suyo lamentable, si fuera otra – precisamente – la figura sucesora, una figura que querríamos metapolíticamente fundada y no una estructura meramente política y además, como es el caso, contraria al sentido de la agonizante Hispanidad.

“…esta modernidad que se llama, de esto habría también que hablar porque este es uno de los conceptos que menos he entendido nunca jamás. La idea de modernidad y de la modernidad, desde mi experiencia personal, pero – vamos que no creo que sea azarosa – yo la asocié siempre a una idea clerical, la modernidad, y esto sin olvidar que el concepto de modernismo y el postmodernismo fue un invento que se inventó un Papa, que fue Pio X, en la encíclica contra el modernismo. El modernismo que era una especie de herejía, Renan, Loisy Laberthonnière… todos aquellos teólogos que predicaban una intepretación liberal de la Biblia. El caso de Renan o de Loisy, sobre todo de Loisy, entonces a todos estos los llamó el Papa “modernistas”. Entonces aquello realmente cuajó e incluso se llegó a establecer en todas las universidades de Europa, en Bélgica, en Francia… en España, por supuesto, en Italia… el juramento antimodernista, que tenían que jurar todos los seminaristas que quisieran ser sacerdotes. Entonces la idea del modernismo yo creo que tiene que ver con esa… y, al mismo tiempo, en relación con la famosa cuestión de la ilustración que todavía sigue siendo uno de los valores en alza, completamente. Llamar a uno ilustrado sigue siendo completamente un elogio. Y la Ilustración es un concepto ideológico completamente que los historiadores, yo creo que no se han enterado todavía, por lo menos no se han preocupado de enterarse de las críticas a la ilustración de Hamann, por ejemplo,  contra Kant. Una crítica violentísima contra Kant. Porque la definición de Kant es la canónica. Un historiador que no suele tener contacto con la filosofía, cuando llega a la ilutración y allí cita a Kant y se cree completamente lo que dice Kant. La ilustración es la liberación de la conciencia, de la razón, de su culpable incapacidad. Excuso decir la cantidad de tonterías que dice Kant allí. La liberación de la razón de su culpable incapacidad … eso no tiene ni pies, ni cabeza. Aparte de que allí está haciendo una adulación explícita a Federico de Prusia y ahí es donde se mete Hamann… o después la crítica de Marx a la Ilustración y después la de la Escuela de Frankfurt, la de Adorno y todas estas cosas etc. Pues bien, la de ilustración sigue siendo otro de los criterios que habría, a mi juicio… porque allí está la fuente de la leyenda negra contra España, sobre todo Montesquieu y Voltaire, son las grandes figuras que han atacado a España por el clericalismo, en fin, todos los tópicos de la leyenda negra. Que, por cierto, tiene una excepción curiosa… y esto es seguido por todos los movimientos obreros y demás, con una excepción que he encontrado, bueno  y que es conocida, la de Lafargue, el yerno de Marx, que estuvo casado con su hija Laura. Lafargue que había estado en Cuba y en España

– había nacido en Cuba

– En Cuba, sí, sí… y que Lafargue, entonces, cuando vino a España, se asombra -según lo cuenta él – de cómo un, vamos a ver si recuerdo, de cómo un campesino andaluz, miserable, pobre, tiene una actitud tan altiva, tan segura de sí mismo que trata de tú a tú al marqués de Medinasidonia, por ejemplo. De eso se extraña mucho, porque es algo que ha desaparecido enteramente en Europa, la gente está convertida enteramente en una especie de elementos de un rebaño de ovejas. Interesadas por… bien.

La recepción del marxismo en España, sobre pueblos prácticamente analfabetos… lo que se ve estos días, lo que se ve en las Cortes, el nivel de discusión en las Cortes españolas actuales es un nivel penoso, que da verguenza ajena. Es decir, que no se dominan las minimas reglas de la carpintería democrática,  diríamos, unas mínimas reglas que son necesarias a una democracia, una aristocracia o a cualquier sociedad política donde haya una discusión pública y donde lo esencial es la argumentación… eso se sabe desde siempre, no, es decir, donde alguien que dice un discurso encuentre en su adversario una respuesta que engrane con su discurso. Que se sepa distinguir entre lo que es un argumento ad hominem y lo que es el tu quoque… esto se ha repetido mucho, no. Lo he oído mucho en las tertulias de los últimos días… para no gastar tiempo no voy a decir algún ejemplo concreto, pero vamos la idea es ésta: aquí los diputados del PSOE simplemente se mantienen en sus trece mientras los del PP dicen tu quoque, es decir, tú también. Tú también has robado, has hecho esto o lo otro. Esto que efectivamente parece así y así lo dicen muchos tertulianos, esto es debido a la incultura completa de lo que son las reglas de la retórica o de la lógica, de distinguir entre lo que es un argumento tu quoque de un argumento ad hominem…

Es decir sobre esta base no digamos cuando hablan los sindicalistas, no ya por los contenidos que dicen, sino por la absoluta incultura, grosería e infantilismo que tienen, que recuerdan no ya a los sans-culottes de la revolución francesa, es una gente completamente analfabeta que tenían que ir a la escuela a estudiar… porque saben hablar, hablan  bien, hablan con cierta… es uno de los elementos de la carpintería política, claro, que alguien pueda hablar, que pueda pronunciar un discurso. Pero el modo de hablar que tienen es tan absolutamente formal y externo, es puramente sintáctico, que no casa una sola idea, no saben nada de nada y funcionan con las dos ideas: proletariado y capitalismo, mercado o capitalismo… y queremos la libertad y luego la democracia que cada uno entiende como le da la gana.

Con esto yo termino para que haya más opiniones, a mí me parece que la situación es, vamos, comprometidísima, dificilísima pero en gran parte se debe no a condiciones históricas,  sino muchas veces en gran parte recientes relativamente, aunque se trate de un siglo, suficiente ya para haber arraigado pero situaciones que se puede perseguir su origen y su cristalización como efecto de una información y de un análisis completamente grosero. Para decirlo rápidamente a la estupidez de la gente, a la estupidez monumental, la estupidez, por ejemplo, si se me permite hacer una referencia histórica, por ejemplo, al grupo de Zapatero. Por ejemplo esta mañana he oído en las Cortes a una diputada canaria, por cierto, que estaba en una controversia con el ministro de justicia, Gallardon, el Sr. Gallardón, sobre si la mujer… Gallardón lo que defiende es defender el derecho de la mujer a ser madre, en contraposición al derecho de la mujer al aborto. Bien, esta propuesta de Gallardón – derecho de la mujer a ser madre – que tiene una importancia práctica inmediata porque hay una discriminación evidente. Hay muchas mujeres, ha puesto ejemplos, que no pueden tener hijos pues porque están en una oficina y no pueden tener hijos porque pierden el puesto de trabajo etc. La respuesta de esta Sra. diputada que no recuerdo cómo se llama, ni quiero acordarme en mi vida, tengo la cara de estúpida de una fanática absolutamente… la argumentación ha sido la siguiente, lo digo como ejemplo del nivel de las Cortes, dice, afirmar que la mujer es más mujer siendo madre es como afirmar que un varón – claro que era él – es más varón por ser ministro. Este tipo de argumentación es propio de un débil mental, yo creo, o sea esta individua tiene la posibilidad de decir esto en las Cortes, y escuchándola todos los padres de la patria y toda la nación allí etc. en lugar de echarla de allí a empujones. ¿Qué tiene que ver una cosa con otra?. Para decirlo en términos escolásticos, para decir algo, términos que no podría decírselo a la pobre mujer, porque no sabría quién era Porfirio… absolutamente analfabeta pero muy pedante, muy pretenciosa. Que la mujer sea madre es una propiedad de la mujer, dirían los escolásticos, el cuarto predicable que sale de la esencia, que es un accidente esencial, una paradoja, verdad, que vienen a ser los juicios sintéticos a priori de Kant, dicho entre paréntesis. En cambio que un varón venga a ser ministro eso es un quinto predicable, es un accidente completamente, que pertenece a un orden cultural, no natural. Es una paridad enteramente falsa, estúpida y además dicha con pretensión. Bueno pues esta individua todos los aplausos que ha recibido de sus compañeros, por supuesto el pobre Zapatero, todas las mujeres feministas que había por allí… ello les parece un argumento total, porque además la insolencia y el insulto de la indirecta, verdad, el varón no es más inteligente por ser ministro, es una impertinencia, que no venía a cuento en la argumentación. Bueno pues este nivel a que ha llegado España, si se contrasta con el nivel que había en las discusiones de la segunda república, que era mucho más alto, y no digamos con las Cortes de Cádiz, un nivel de argumentación notablemente más alto… Esta es una consecuencia, yo creo, directamente de la democracia, tal como entendemos la democracia, es decir, la democracia confiere a cada individuo la conciencia de ser soberano, de que el puede decir lo que le da la gana y tiene derecho a que le respeten. Yo respeto mucho sus opiniones, esto se dice a menudo en España, el respeto está por delante. La tolerancia… yo tolero todo, claro si tú respetas todas las opiniones tienes que respetar a esta imbécil a que me refería hoy, esta diputada canaria. Yo no le puedo respetar. Pero esto ha calado de tal manera que en nombre de la democracia cada cual puede decir lo que le da la gana, no tiene que esforzarse por saber nada, porque lo tiene por su propia definición de ciudadano libre que tiene en su mano elegir a los que van a elegir las leyes de la nación.

Ahora estoy de acuerdo en que la situación es gravísima…”