Cultura Transversal

“Cartas a mi novia” de León Bloy

Posted in Autores, León Bloy, Libros, Pablo Ortiz Soto, Publicaciones by paginatransversal on 15 mayo, 2016

BLOY-Cartas-a-mi-noviaTítuloCartas a mi novia

Autor: Léon Bloy

Editorial: Nuevo Inicio

Páginas: 200

Precio: 19€

por Pablo Ortiz Soto – Siempre he pensado que el género epistolar, más allá de que en la literatura –real o ficticia– se intuya la época, vida y pensamientos del escritor, las cartas, nos descubren en su plenitud el alma del que escribe, ya que éste último no espera otro lector/a que su corresponsal, permitiéndole verter en el papel todo aquello que le inquieta; vaciarse por entero a su respectivo/a destinatario/a y viceversa; sin “miradas extrañas”. Esto es lo que descubres –sin olvidar el eterno dilema que nos compartió la redactora Andrea Reyes– cuando lees este género literario, y que no es confesado por entero en la mayoría de textos que esperan ser leídos, aunque ciertamente se entrevé algo. Eso es lo maravilloso de la literatura. Un medio de expresión que, en su género epistolar, puede ayudarnos a comprender aún más la personalidad del hombre, ya sea el de una literata, el de un naturalista, el de un músico o el de un pintor. Véase el caso de la correspondencia entre el postimpresionista decimonónico Vincent van Gogh y su hermano Theo, o el Epistolario de Beethoven. Las cartas son, en la literatura, la ventana del alma. (more…)

Anuncios

Léon Bloy, el Extemporáneo

Posted in Autores, León Bloy, Libros, Literatura, Publicaciones, Sabiduría Universal by paginatransversal on 22 noviembre, 2014

LEON BLOY LA MUJER POBREpor Luc-Olivier d’Algange – “Es indispensable que la Verdad esté en la Gloria.” Léon Bloy.

“Todo lo moderno pertenece al demonio”, escribe Léon Bloy el 7 de agosto de 1910. Fue, según nos parece, mucho antes de las guerras mundiales, las bombas atómicas y las catástrofes nucleares, los campos de concentración, las manipulaciones genéticas y el totalitarismo cibernético. En 1910, a Léon Bloy se lo podía tomar por un extravagante; hoy en día sus vislumbres, como los del genial Villiers de L’Isle-Adam de los Cuentos crueles, son de una pertinencia turbadora. Aumenta, y cada vez más, la distancia entre los que dormitan al margen de su época y no comprenden nada de las pruebas y los horrores a los que nos somete, y los que, a ejemplo de Léon Bloy, viven tan precisamente en el centro mismo de su época que alcanzan ese punto de no retorno en el que se la comprende, se la juzga y se la supera. Léon Bloy escribe a la espera del Apocalipsis. Todos esos acontecimientos, singulares o característicos, que se producen en una temporalidad aparentemente profana, Léon Bloy los analiza en una perspectiva sagrada. La historia visible, que Léon Bloy está lejos de desconocer, sólo es para él el eco de una historia invisible.

(more…)