Cultura Transversal

Vuelve Henry Miller

Posted in Autores, Joaquín Albaicín, Libros, Literatura, Publicaciones by paginatransversal on 17 julio, 2015

JOAQUÍN ALBAICÍN - Foto José Luis Chaín-Soria Taurina

por Joaquín Albaicín – La sombría perspectiva de haber de afrontar una guerra atómica y la decepción ante el contraste entre el optimismo americano y la vaciedad artística y espiritual característica de la sociedad estadounidense son dos de los temas en torno a los que giran algunos de los ensayos salidos entre -más o menos- 1932 y 1962 de la pluma de Henry Miller, quien oponía la tradición y el talante artístico del Viejo Continente a esa banalidad congénita que, con desazón, atribuía a sus compatriotas. Dudo que hoy, ante una Europa que ha superado con creces en “americanismo” a los americanos, pudiera hacerlo, pues esa “forma americana de ver las cosas”, lejos de encontrarse -como a él entonces le parecía constatar- muerta y acabada, está en realidad, décadas al cabo, más extendida que nunca. No sé qué sentimientos de respeto podría haber inspirado a Miller, por ejemplo, una España donde el culto a la telebasura, propulsor del friquismo y la mediocridad en estado de euforia, ha terminado por traducirse en una ruidosa decantación ciudadana en las urnas hacia la versión pseudopolítica de esas mismas inclinaciones a caballo entre lo satánico y lo grotesco. O una Noruega donde se pretende que los niños, a los siete años, puedan elegir a qué sexo “pertenecer”…

(more…)

Llaves: La escuela perennialista

LLAVES LA ESCUELA PERENNIALISTApor José Carlos Aguirre – Las sabidurías de la ebriedad atraviesan una buena parte de la cultura mediterránea y europea. La Grecia antigua y los cultos dionisiacos y mistéricos, la llamada manía platónica, la ebriedad sufí o los divinos furores del pensamiento renacentista son buen botón de muestra. Todas estas sabidurías de la ebriedad encuentran su quicio en el sesgo iniciático de esa ebriedad. Todas ellas se ordenan desde una determinada expansión del alma que abre la misma a planos de vida y de plenitud existencial que transcienden lo convencional y ordinariamente humano. Todas encontrarán su quicio en la copertenencia de contrarios –coincidentia opositorum-, en la toma de conciencia de la unidad de todo lo real y en cierta pervivencia de lo humano más allá de su propia particularidad. Estas tradiciones sapienciales entenderán la ebriedad como algo que transciende lo meramente extático de tal modo que sus bendiciones abrazaran no solo determinados estados sino la más estricta cotidianidad y la totalidad de lo humano. Advirtamos que, así considerada, la ebriedad vendría a entenderse como una expansión de la conciencia que ampararía un conocimiento más profundo de lo real.

(more…)