Cultura Transversal

Sobre “Los ocho pecados capitales del arte contemporáneo” de José Javier Esparza

Posted in Autores, Félix Rodrigo Mora, José Javier Esparza, Libros, Publicaciones by paginatransversal on 5 diciembre, 2012

por Félix Rodrigo Mora – por Félix Rodrigo Mora – Este libro forma parte de la ofensiva, por fin activa, contra la miseria estética, servilismo respecto al poder, codicia inmensa, simple idiocia y desmedida maldad del arte contemporáneo institucional. Se suma a los pronunciamientos críticos de Avelina Lésper y a los escritos de Jean Baudrillard, entre otros.

A fuer de sincero, el de Esparza no es un buen libro. No está bien construido, y sus formulaciones son casi todas de baja calidad, en gran medida porque mantiene posiciones tópicas sobre política y porque no ha estudiado la filosofía clásica. Pero esto no impide que diga verdades fundamentales, y que merezca la pena ser leído.

Comencemos con el subtítulo de la obra “Ensayos sobre arte y nihilismo”. Su análisis del nihilismo es el habitual, mondo, plano e insustancial. En la realidad la cosa es diferente: negar es afirmar. Si “La Nada” es, es y no es la nada. Por tanto, cuando el arte contemporáneo, en su rutinaria provocación, transgresión y subversión “anti-burguesa”, destruye y aniquila, la pregunta más pertinente resulta ser, ¿qué está afirmando, sosteniendo e inculcando cuando “transgrede”?, ¿qué está aseverando cuando arruina y devasta?, ¿qué construye cuando destruye?

Mantener que el arte contemporáneo oficialista es una impostura y una estafa nada tiene de novedoso para quien piense, sienta y se emocione a partir de sí mismo y no desde los mensajes que inculca el poder. Para comenzar resulta desvergonzado sostener que el arte actual, pagado por el Estado y financiado por los multimillonarios de uno y otro sexo, es “anti-sistema”, como aseveran quienes con él se lucran, dado que su origen es el sistema mismo.El arte de nuestros días es el poder, en la forma de estetocracia. Y el poder contemporáneo es el arte oficialista, que se propone, por encima de todo, la destrucción del ser humano, para hacer de él un ente hiper-sometido, una nada apariencial. Es pues un arte contra la libertad, un letal producto para la dominación y la deshumanización, todo ello inducido desde arriba.

(more…)